nec dimittan neque obliviscetur

Amigos

lunes, marzo 19, 2007

Recuerdos

Recuerdo cuando vi tu cuerpo desnudo,arrodilla a mis pies,a los pies de tu Amo,sin duda que habias sido una buena alumna teorica,ya que a la mas leve indicacion habias adoptado la posicion exacta tal y como siempre te la habia comentado,aunque un ligero temblor delataba que esta vez era distinto,esta vez yo estaba frente a ti.
El mismo temblor que note cuando coji tus muñecas y las ate con la cuerda,alzandote hasta que al fin tu cuerpo apenas rozaba el piso con la punta de tus pies.
El mismo temblor con el que recibistes el primer golpe de mi latigo,la primera caricia de mi mano sobre tu piel enrojecida,mi primer beso en tus labios.
Al primero le siguieron mas azotes,hasta que al fin tu cuerpo y los gemidos que escapaban de tus labios me hablaban del placer que se acercaba,del volcan que luchaba por liberarse en tu interior.
Asi,unida ahora a los barrotes de la cama,pude probar la miel de tu cuerpo,saborear cada rincon de ti,sentir como de tu interior surgia el nectar del placer,como a cada golpe de mi fusta tus pechos atenazados por pinzas se erizaban aun mas,como me acogias en la calida intimidad de tu boca.
Se acercaba el instante eterno,el mas sublime placer,y fue entonces cuando sono el despertador,
el pobre y maldito despertador que me arranco de tu lado.
Porque no lo puse para 20 minutos mas tarde.
Tarha.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Como fruta de pasión me desnudas, desgajando con tus hambrientos dedos mi piel.

Tu boca sedienta abierta, reclamando la dulzura del jugo de mis labios.

La mirada arrobadora y epicúrea que lanzas sobre mi cuerpo, calienta y madura mi fruta.

Rezumando esencia de pasión, me entrego, me derrito, me licuo entre tus manos, tus ojos, tu cuerpo.

Nos fusionamos y es el momento en el que brota la verdadera fruta de la pasión.

TERESA dijo...

Lamento tener que decir en mi primer comentario aqui esto y expresarme asi,no suelo hacerlo nunca, pero no me puedo aguantar...¡¡Que putada lo del despertador!!