nec dimittan neque obliviscetur

Amigos

lunes, junio 02, 2008

Ser o no ser...?


Dentro de los ragos mas comunes que suelen verse entre los miembros del BDSM esta el secretismo,que no la discreccion,de su pertenencia a este mundo.
El motivo en mas de un lugar es claro,en algunos paises no solo esta visto como una depravadacion propia de degenerados y psicopatas,incluso en algunos paises es simplemente ilegal,(eso si maltratar a la esposa e hijos si se suele tolerar en dichos paises).
Uno tiene la fortuna de vivir en una sociedad verdaderamente abierta y liberal,pero aun asi,si le cuentas a alguien que eres Amo como poco te miraran como a un loco,claro que peor si eres Ama o sumis@.
A mi personalmente jamas me a importado una higa lo que otros piensen de mi,pero ello no me sirve para escapar de las sombras en las que incluso en las islas se mueve el BDSM;Porque si alguien,el clasico canchanchan metiche,que sabe mi condicion de Amo me ve con una joven automaticamente ella se convertira en un sumisa,no es una amiga o una pariente,de eso nada.
Ello es lo que tambien nos obliga a la discreccion,lo que nos impide el poder libremente hablar de nuestra vision de las relaciones humanas.
Para el corto razonamiento de la mayoria de la gente,cualquier persona con la que estuviesemos seria automaticamente sumisa,y asi iria largandolo luego por esos mundos.
Tampoco es que debamos de sentir la necesidad de gritar a los cuatro vientos que somos Am@s o sumis@s para que todo el mundo lo sepa,pero si que de comentarlo hemos de ser plenamente conscientes de a quien se hace la confidencia,ya que sin querer podriamos indirectamente hacer daño a terceras personas.
Claro con callar y no decirlo a nadie todo arreglado,no?Pero porque hemos de calllar?,porque no podemos decirlo a los intimos?acaso es algo infeccioso?algo de lo que debamos avergonzarnos?,
Pues no,no lo es.Si que hemos de tener mucho ojo a quien se le cuenta,pero justamente lo mismo que si hablamos de cualquier otro faceta de nuestra intimidad.
No se trata de ocultarselo a todos,ni de salir de cabalgata,sino de tratarlo normalmente y hablarlo y comentarlo con nuestros amigos.
Tarha.

1 comentario:

anitaK[SW] dijo...

No es fácil tratar este tema con cualquier persona. ¿Confesarlo? Sí, pero... ¿a quién? De mi entorno sólo lo sabe mi mejor amiga que es mi confidente, la que no me comprende pero tampoco me juzga. Y un primo, además de un par de amigas. Pero no entienden nada y me da la impresión de que tampoco quieren saber demasiado.
Ojalá algún día se pueda hablar del tema con mayor libertad, aunque... lo dudo.
Saludos Señor,

anitaK[SW]