nec dimittan neque obliviscetur

Amigos

viernes, enero 16, 2009

Protocolariamente

Y en ocasiones oimos gente que se queja,bien de la importancia que uno le da a los protocolos,o de no darle ninguna en absoluto.
Claro no son quejas desde el mismos lado,(en si ni serian quejas,mas bien opinines),peonacen en el mismo lugar.En que cada uno utiliza el protocolo que mas le agrada.
Mis iervas,bien saben,que me gusta tomarme las cosas divirtiendome,que no soy precisamente un sargento legionario,pero pese a ello tampoco tolero segun que confianzas.
Ello es asi porque el protocolo de La Torre Roja,es justamente eso,el de La Torre Roja,creado por y para mi.
A mi no me sirve el ideado por otro Am@,como a el no le valdra el mio.
Pero mas exactamente que entendemos por protocolo?
Simplemente a las normas y pautas de comportamiento de las sumisas y/o esclavas.A la manera en que ha de dirigirse a su Amo,en como moverse,en como actuar e interactuar ante terceros,a su indumentaria y aspecto en cada momento y ocasion.No a lo que sucede en una sesion.
Por ello no vale un protocolo para todos,porque a cada uno le gusta que su esclava le salude de una manera distinta,que vista y se peine de un modo distinto,porque cada uno tiene sus propios gustos y caprichos.
Pero el protocolo no ha de ser asfixiate,no ha de crear tensiones innecesarias,es mejor que sea llevadero y facil de recordar,y no que este conformado por miles de pequeñas normas que fuercen continuamente a la esclava a pensar que y como ha de hacer.lo mejor es que se trate de algo a lo que ella se adapte facilmente,asi podra seguirlo sin necesidad de pensar en ello,dedicano sus pensamientos a otras tareas.
Tarha

2 comentarios:

Puta Desgraciada dijo...

El esclavo es lo que representa el amo...

Jezabel dijo...

Gracias por tu comentario en mi blog, Tarha. Es curioso:también yo la vida la he comparado siempre a una montaña rusa, ¡qué casualidad! Y sí, soy afortunada al teneros a mi alrededor. Y mucho. Puse esa entrada, sobre todo, y ya que no pude felicitaros un@ a un@ las fiestas, como agradecimiento en general. Por eso. Porque habéis salvado quizás hasta mi esencia...

Respecto a esta entrada tuya, me gusta mucho, porque eso es lo que, si algún día tengo suerte y Amo, me encantaría hallar en Él: que sepa poner sus reglas en todo, incluído el Protocolo, pero de manera que no haya que crear "tensiones innecesarias", como muy acertadamente has expresado.

Un abrazo respetuoso,

Jezabel.