nec dimittan neque obliviscetur

Amigos

domingo, febrero 01, 2009

Castigos


Es relativamente frecuente al leer algunos blog's de sumisas o esclavas,ver como cuentan sus castigos,bien en una entrada bien en una seccion fija.

Ello trae entre otras,la consecuencia de que algun@s pueden expresar sus dudas sobre la dureza de dicho castigo,bien al alza o a la baja.

Debe de tenerse presente que lo visto desde fuera de esa relacion Dominate & sumisa,carecera siempre de informacion,y por ello no es justo que prejuzguemos si dicho Dominante es muy severo o blandito.

Desde fuera no podemos conocer exactamente,cual es la situacion personal,fisica y mental,que en ese preciso momento vive la sumisa.Esta claro no es igual aplicar un castigo cuando esa sumisa por ejemplo acaba de perder un trabajo,o si le acaba de tocar un premio en la loteria.

Tampoco es facil conocer bien su caracter y su reaccion a ciertas situaciones.Lo que para algunos es humillante e inadmisible,para otros es una situacion mas que agradable.

La unica persona que realmente goza de toda esta informacion,es la parte Dominate de la relacion.Ella en base a los conocimientos que posee sobre el caracter,gustos,limites y la situacion del momento en que esta la sumisa,es quien evaluara la idoneidad o no de dicho castigo,y por tando su severidad.

Desde fuera podremos pensar que se pasa,o que no llega.Pero es desde dentro desde donde se ha de tomar la decision,por lo que siempre se ha de respetar.

Tarha.

5 comentarios:

lilou[M] dijo...

hola,he vuelto y he venido de visita.efectivamente quien realmente sabe toda esa informacion son los implicados en el castigo,pero no creo q juzguemos y me incluyo sino tan solo damos nuestra opinion y consejo con nuestra mejor intencion.un besito

anitaK[SW] dijo...

Señor, es una gran verdad lo que dice. A veces es muy fácil "juzgar" desde fuera, o desde uno mismo, si este castigo está bien o mal, pero... ¿Es el castigo sólo eso que se cuenta? ¿Cómo se sienten las partes?
Juzgar es fácil, ser parte involucrada es diferente.
Un saludo cordial,

anitaK[SW]

Mistress Moon Sado dijo...

Somos esclavos de lo que decimos y dueños de lo que callamos....cuántos esclavos hay sueltos....Degusto contigo una buena comida que sólo el dominante sabe paladear
Besos muy cerquita

maria dijo...

Reconozco que me pasa, y no es que juzgue, sólo que a veces no puedo estar de acuerdo con según que tipo de prácticas e intento explicarme, explicar mi punto de vista. Pero tienes razón, no se tiene toda la información y puede que la opinión que podamos dar sea demasiado dura. La próxima vez que lea un castigo o una actitud recordaré tu post y procuraré frenar mis dedos.

Saludos

akane{T} dijo...

La dureza o no de un castigo sólo se puede comprender desde el punto de vista del Amo y su sumisa o esclava. Incluso el más leve de los castigos, visto desde fuera, puede ser terrible en función de las circunstancias que esté viviendo la esclava.
Esta sumisa cree que cuando vas a ser castigada ya sientes un arrepentimiento profundo y ganas de rectificar, de corregir el error. Lo más duro del castigo, sea cual sea, es saber que has fallado a tu Amo, que le has decepcionado. Eso es lo que resulta más doloroso.

A su servicio, mi Señor.