nec dimittan neque obliviscetur

Amigos

domingo, junio 07, 2009

No somos el pibe de ayer


Desde luego que resulta algo inebitable,los años se nos van acumulando a la misma velocidad que se nos descargan las pilas.

Porque anda que ahora que tenemos todo el tiempo del mundo y no nos quedan fuerzas ni para escribir ni visitar otros blog's,web's,chatear ni casi conectarnos a internet.

Claro,entre que te rompen el ritmo de vida al que te has acostumbrado largandote de vacaciones,y que como bien dijo Pablo Milanes "el tiempo pasa",(que se van acercando los 40 agh),pues como que te quedas sin fuerzas para nada con tanto,tanto tiempo libre.

Tarha.

5 comentarios:

jade dijo...

Fíjate que has conseguido sacarme una sonrisilla y la verdad es que la necesitaba ;)

Y desde la perspectiva de también ir rumbo a la cuarentena... yo creo que las pilas todavía tienen tiempo de sobra para recargarse :P aparte de que con todo lo que llevamos ya vivido y disfrutado, creo que podríamos hacer un balance mas bien positivo de estos años ¿verdad?

Un beso... "chavalin" ;)

samara[UC] dijo...

jajajaja... pues yo cumplo 30 este mes! y no, tampoco soy "el pibe de ayer"

La energía tal vez no sea la misma... pero tiene mayor calidad!
XD

jjadde, seda negra de Gor dijo...

"...nosotros, los de entonces, ya no somos los mismos"
(P.Neruda)

mas viejos, quizas no tan flexibles ni tan buenos para trasnochar..pero mas sabios....y por que no, mas intensos.....
y con respecto a visitar, y poner opiniones en blog amigos, para eso seiempre hay ganas¡¡¡¡

Preste Juan dijo...

¡Y yo 43, medio cojo y medio herniado!
¡Para esto has vuelto de las vacaciones, sádico!¡Debería ahorcarte en la plaza mayor...! Y lo haría si no estuviese llena de gente pidiendo dinero para drogas...¡Pero llegará el día, llegará!
Será cuestión de aplicarse el cuento y recordar que la mayoría de los grandes hombres y mujeres de la historia dieron lo mejor y peor de sí a edad avanzada. Moisés salió de Egipto para fundar su propia nación(y los líos consecuentes) cuando otros ya están en el ataúd. Mahoma no era un chaval cuando se empeño en hacer tres cuartos de lo mismo. Y Julio César tenía 47 cuando conquistó las Galias, según recuerdo...
Eso sí, ninguno tenía un reloj digital enrollado a la muñeca, como nosotros. Su tiempo era quizás menor, pero más elástico.
Bueno...Al final voy a rectificar, y no te voy a ahorcar. Quizás porque, como dice "jade", me has levantado una sonrisilla. Sobre todo con la tira de Quino.
Un abrazo. Feliz Regreso.

akane{T} dijo...

Cumplir años siempre es duro, pero no lo es tanto cuando vemos que esa persona mejora y se supera cada día. Y así es en su caso.

Muy divertida la tira de Quino. :)

A su servicio, mi Señor.