nec dimittan neque obliviscetur

Amigos

jueves, octubre 20, 2011

La Gran Busqueda


En multiples ocasiones,hemos podido conversar con sumis@s y Dominantes que se lamentan de lo complicado que es encontrar a "esa" persona que encaje con ellos,que sea su complemento perfecto,que sea su ideal.
Y ya no es solo el que la enorme lista de falsos nick,de emboscados,de embaucadores y de gentuza con cien correos,te complique la busqueda.Es que aun aquell@s que tienen la fortuna de encontrar verdaderos miembros de la comunidad BDSM,se encuentran que por una cosa u otra,no terminan de encajar en su ideal.
Y surge aqui,la disyuntiva de que hacer,seguir buscando hasta que esa persona aparezca,o aceptar a la encontrada que no cubre la totalidad de las espectativas.
En el primer caso,suelen temer el seguir pasandose meses y meses de busqueda,de conversaciones vacias,de esperanzas rotas.En el segundo caso,que al no ser exactamente lo que se buscaba,todo acabe mal,que la otra persona no pueda llenarles por completo,llegando asi a un desilución aun mayor.
Nosotros esta claro no diremos que camino tomar,es una decisión demasiado personal como para que la tomen por ti,pero si diria que cuando nos conformamos siempre hay algo que echaremos de menos y eso antes o despues pasara factura,y a la vez es posible que con el dia a dia surja algo que estaba escondido y que sea la llave del paraiso.Y si por el contrario dejamos la opción a un lado y proseguimos la busqueda,puede que al final lleguemos a esa persona,o puede que no,pero al menos no engañaremos a nadie,ni a nosotros.
Tarha.

4 comentarios:

algamarina dijo...

Interesante reflexión...

Envío saludos con respeto, desde mis bahías...

lilith{T} dijo...

La gran busqueda... o el maravilloso encuentro... :)

A sus pies
lilith {T}

El Señor de la Mansión dijo...

Acertadas observaciones. Siempre deberíamos ser coherentes con nosotros mismos y no dejarnos seducir por la solución rápida y el camino fácil, teniendo en cuenta que con ello nos estamos mintiendo a nosotros mismos y a los demás.

Y las mentiras, a la larga, solamente pueden traer malas consecuencias.

Un saludo desde La Mansión

laprincesa{Celta} dijo...

Yo prefiero ser consecuente con lo que quiero y deseo. El conformismo ya lo probé y con una es suficiente.

Un saludo.