nec dimittan neque obliviscetur

Amigos

domingo, noviembre 22, 2015

Diferencias,ayer y hoy

De siempre,el BDSM,ha estado presente entre las distintas maneras de vivir las relaciones humanas,como bien demuestran papiros eróticos egipcios,y murales grecorromanos.Pero es normal pensar que en cada momento de la historia,en cada época,la manera de llevarlo a cabo,de presentarlo,seria diferente,adecuándolo al gusto de los practicantes.
Precisamente,como ocurre en la actualidad.
Fue tras la revolución sexual de los sesenta,que la practica del BDSM,se revistió de un halo,de una parafernalia,un tanto elitista.No es que fuese practicado únicamente,por las clases acomodadas de la sociedad,sino mas bien,que se busco un refinamiento,y se le doto de una teatralidad,en su puesta en escena y de un ceremonial,
Así,el Dominante,se mostraba como un ser superior,no por la fuerza o el miedo,sino por la simple  de ser el Amo. moviendose y expresándose,con la superioridad del dueño de todo.en tanto la sumisa se comportaba con la naturalidad de una sierva.La relación,no se planteaba como algo pasajero,sino con la idea de ser duradera,por lo que los pasos se daban lentamente.Las ceremonias,se llevaban a cabo dentro de la mas solemne seriedad,y al igual que los contratos,y acuerdos que se firmaban,se les confería un valor real.
Pero,lentamente,la cosa ha ido cambiando.La irrupción de internet,y el gran aceleron que en todos los ordenes,las nuevas tecnologías han dado a nuestro ritmo de vida,como no podía ser diferente,a alcanzado al BDSM.
Poco a poco,el modelo de relacion ha ido cambiando,ya no se pretende tanto una relación larga y estable,se busca mas bien que tanto Amo como sumisa,tengan varios relaciones,con diferentes personas.
Las ceremonias,y contratos,han ido desapareciendo,faltos de valor en una sociedad,que prima mas la cantidad que la calidad y en el que se busca la inmediatez en todo y que huye de preparativos,escenificaciones  etc.
Siempre lo hemos dicho,cada cual ,vive el BDSM a su gusto,pero no por ello nos resulta fácil entender que atractivo puede haber en ir cambando de sumisa o de Amo en cada semana,privándonos de la mutua evolución,Ni entendemos esa manía de acabar con todo ceremonial que adorna y embellece la relación.
Tarha