nec dimittan neque obliviscetur

Amigos

domingo, noviembre 12, 2006

La mar


La mar que recuerdos me trae la mar,
en su incesante ir y venir veo las largas horas que en su seno pasamos,
su susurrante arrullo me evoca lejanos ecos de tu voz,
su tacto sobre la arena me hace pensar en el roce de tu piel.
recuerdo como la mar te abrazaba,
cuando juntos nadabamos bajo la luna,
plenos del placer eterno,
que solo la perdida distancia podria negar.

1 comentario:

artemisa dijo...

TE HE QUERIDO, TÚ BIEN LO SABES
Te he querido, tu bien lo sabes.
Te he querido y te quiero
a pesar de ese hilo de luto que me hilvana
al filo de la tarde.
Y tengo miedo.
De la lluvia, del pájaro de nubes,
del silencio que llevo conmigo a todas partes.
Tengo miedo a la noche,
a quedarme encerrada entre alambres del sueño,
a la palabra olvido
y a tus brazos en forma de barrotes dorados.
Miedo a recorrer la casa y saberla vacía,
o a quererte, de nuevo, mucho mejor que antes.
No me abandones en esta larga ausencia.
Recuerda lo que he sido para ti otros inviernos:
el tiempo de querernos indefinidamente,
el mar,
los barcos que llegaban sin muertos a la orilla,
el ruido de las olas al fondo de la casa.
Y el viento,
recuerda el viento, amor, doblando las esquinas.