nec dimittan neque obliviscetur

Amigos

domingo, febrero 04, 2007

Ayer,mañana,o siempre


Te recuerdo entre mis brazos llamandome como solo tu sabes,entre susurros,

entre quedos suspiros que ni el rugir de las olas lograba acallar.

Quien dijo que el silencio no puede llenarlo todo?Yo aun recuerdo como tus ojos,

unas veces brillantes otras suplicantes de deseo,me llenaban el corazon con la

intensidad de las estrellas.

Eran dias de plenitud,de colmar nuestro amor entre las olas de la mar y las desnudas

rocas de la isla.

Otros pensaron que el nuestro era un sueño imposible,que jamas lograriamos vencer

todas las murallas que entre nosotros habian levantado los que duermen y no viven,

aquellos a quienes el suave latir al unisono,de los corazones enamoradoses una ofensa

y un sacrilegio.Aquellos que no soportaban nuestro amor,intentaron de mil maneras

renegasemos de nuestro sentir,vana quimera querer que dos corazones ya unidos e

inmortales se nieguen un beso,una caricia.

Te sueño entre mis nubes blancas,bebiendo de nuestro aliento,saciando la eterna sed

de nuestros pechos en lo intimo de nuestro ser,sintiendo cada uno la vida y el palpitar

de nuestra sangre,de nuestro deseo.

Nos atacaran,nos diran aun entonces que es imposible amar asi,que el amor no se sueña,no se vive;pero dejales,dejales que duerman.

Te imagino mañana cuando la lun a de tu pecho alimenta un ser de amor,un recuerdo eterno

de aquella ocasion que entre rocas y espumas nos amamos,nos sentimos,nos hicimos uno.

Tarha

3 comentarios:

Tatiana dijo...

Muy hermosa forma de expresar el amor que a veces resulta incompredido o que las personas tienden a separar,pero que siempre lucha por seguir adelante y que nada le resulta imposible, me siento identificada, un saludo.

silvia {T} dijo...

O usted Señor es un poeta o todavía no ha logrado olvidar un nombre. Hermoso.

Viss(Chapy) dijo...

Hola Thara, me gustò mucho como expresas ese deseo furtivo y fuerte, la seguridad y la constancia, tu sentir y tu plenitud de expresar.

Gracias por compartir tus palabras.

Un beso,

Viss!!