nec dimittan neque obliviscetur

Amigos

domingo, abril 19, 2009

Malos ejemplos



Como en toda manifestacion humana,en el BDSM algunos buscan alguna suerte de guia filosofica,un libro,una pelicula,una historia mitologica o un personaje al que tomar como ejemplo de modo de conducta BDSM.


Esto como ya digo no deja de ser algo natural en el ser humano,como animales sociales,solemos buscar el estar integrados en un grupo,un clan,siquiera de forma simbolica,necesitamos el sabernos miembros del clan.


Lo malo es cuando algunos confunden esa necesidad social y siguen ejemplos poco claros o que nada tiene que ver con el transfondo que se supone que viven,como ciertos grupos de hinchas de futbol que en vez de perseguir los fraternales ideales deportivos,se dedican a la violencia pura y dura en nombre de "su equipo".


De igual manera ello lo podemos ver en el BDSM y veremos dos ejemplos que amenudo suelen citarse en diversos foros y web,como formas de guia e incluso ideales de BDSM.


Cronicas de Gor:


Lo primero es lo primero,tomar de una serie de libros de ciencia ficcion,26 en total,retales para alimentar una filosfica vida BDSM,no es malo,puede incluso dotarla de cierta chispa.Ahora bien pretender poner la obra de John Norman en la que nos describe un mundo gobernado por una elite facistoide y machista que se dedican a secuestrar humanos para convertirlos en sus esclavos,usandolos para los mas perversos fines hasta que mueren,y donde la unica aspiracion de las mujeres es ser usadas sexualmente,como que no suena muy consensudo,ni muy sano,ni muy seguro.


De los libros de Gor,podemos cojer alguna idea,algun retazo pero no ponerlo como ejemplo ni ideal BDSM,primero porque no fue esa la intencion de su autor quien solo ideo un mundo donde reflejar sus temores y esperanzas postapocalipsis nuclear,y segundo porque el BDSM se basa en la libertad de eleccion.L@s esclav@s y sumis@s lo son por su deseo no por el nuestro.


Donatien Alphonse François de Sade,el "Divino Marques":


Sin duda las practicas que el marques de Sade nos relata en sus obras,en pleno absolutismo frances,son algo muy alejado de lo que entendemos por BDSM.


Herejia?.No simple realidad.


En sus obras Sade,nos habla de secuestros,de torturas,de violaciones,de asesinatos,de degradacion.Sus protagonistas no son voluntariamente llevadas a oscuras mazmorras,sino arrebatadas de sus hogares,donde son sometidas a tormentos muchos de ellos imposibles.


Su obra destila una profunda filosofia totalmente contraria al derecho,basada en la simpleza de que el fuerte debe de imponer toda su voluntad sobre el debil,rechazando como antinaturales toda ley y orden moral que pueda servir de proteccion al debil.


Para Sade,las esclavas carecen de todo derecho,no hay porque protejerlas ni cuidar de ellas,tan solo sirven para el gozo del Amo,sin tener jamas en cuenta ni su seguridad,ni sus necesidades.


Para Sade el Amo es un dios y las esclavas menos que insectos.


Tarha.

3 comentarios:

maria dijo...

Sobre la filosofía gor apenas tengo idea, pero por lo que cuentas me parece claro que no se puede tomar como un ejemplo de lo que entendemos por bdsm. Sobre el Marqués de Sade, siempre he pensado lo que tu, podemos tomar sus relatos como una fantasía, pero jamás querer vivirla como real, no niego que cuando he leído algo de él me ha dado mucho morbo, pero en una ocasión leí su biografía y me pareció completamente espeluznante, nada que ver con lo "consesuado" ni con lo "sano" ni con lo "seguro" del bdsm.

Un beso

Mistress Moon Sado dijo...

No olvidemos que éste noble señor escribía para ese gozo oculto que todos poseemos, la cara oculta de la moneda que llevamos dentro cómo la parte más salvaje instintiva del ser humano. El deseaba a toda costa sacar a relucir las bajas pasiones y creo que lo consiguió. Su afán era escribir para el lado animal del hombre, y pienso que se excitaba sacandolo a la luz. Esa era su misión y su extasis, de hecho murió escribiendo con su propia sangre o sus heces en esas frias paredes de su celda.
Creo que inimitable.
Para gustos hay colores, pero todos tenemos ese fetiche que tanto nos excita, eso sí , en la imaginación.
Me encant leerte.

fleurdelys dijo...

Grandes verdades. La literatura puede ser inspiradora, pero no hay que pretender hacer de ello ninguna biblia.

Me he tomado la libertad de poner un link hacia este artículo en mi blog (copiarlo y pegarlo, aún citando la fuente, me parece absurdo pudiéndose remitir al link original). Si le resulta molesto, no dude en hacérmelo saber y será eliminado en cuanto pueda.

Saludos.