nec dimittan neque obliviscetur

Amigos

jueves, febrero 23, 2012

Finis Terrae


Muchas veces en la vida,nos asalta la sensaciond e que hemos llegado al fin del mundo conocido,que antes nosotros ya no hay mas tierra sino que se abre la inmensa mar oceana,el gran azul.
Se nos aparece como si ya no nos quedase nada por vivir,nada por descurbir,nada por aprender,porque la tierra es el saber,lo conocido y lo conquistable,en tanto la mar es la vacia inmensidad,la nada.
Pero cuanto,cuanto nos equivocamos.La mar no es vacio,sino toda vida,y no es inmensidad sino camino.
Cuando penseis que ya no queda nada por aprender,por ver,por disfrutar,pensad que sorpresas,que maravillas se esconderan solo para nuestros ojos mas alla del horizonte.
Yo lo hice,construi mi barquilla y me adentre en la mar hace ya veintidos años y nunca me arrepenti.
Tarha.

4 comentarios:

lilith{T} dijo...

Cual barco, comienzo a navegar. Elevo anclas y me lanzo en la inmensidad del mar, acompañada por el viento y guiada por el sol y las estrellas, asi comienzo mi travesía sobre el mar..mi mar.
Tengo rumbo y un destino. Sé lo que quiero, a quienes quiero. Alejé personas y no miraré hacia atrás.
Mientras decidía mi camino, hice burbujas, y en cada una deposité palabras, sensaciones...cosas. Me dí cuenta que la gente siempre caminaba mirando hacia abajo, perdiendose las bellezas que en lo alto estaban.
Descubrí que hay amistades que pasan tormentas, y aunque la distancia y el tiempo las aleje, siempre los recuerdos hacen que sea tan fuerte como éste árbol.
Caminé bajo la lluvia y hasta entré en una tormenta...me sentí viva, plena!.
Y asi..liviana de equipaje, abri las alas, sin temor me dejé llevar. Ahora si...en libertad, puedo comenzar a volar sobre el mar.
Always yours

algamarina dijo...

Ante mis ojos siempre está el horizonte sin fin de mi mar y mi cielo, unas veces límpido, rojo, esmeralda, otras oscuro e invisible... También el mar con su magia, refresca nuestras almas...

Hermosas palabras, Tartha!

Mis saludos azules desde mi playa que lo espera...

Gatita oscura dijo...

tienes mucha razón, no hay que quedarse en la orilla, hay que arriesgarse e ir a la aventura

Un Lametoncillo

M.M.S dijo...

Sigo haciendolo Tarha, sigo aprendiendo aunque mi barca avance poco o lentamente, o peor, contracorriente. Sigo esperanzada, llevo muchos palos, muchos desengaños y mucho vivido, y eso, a veces me deja sin fuerzas, pero nunca como dice la canción "Nunca el tiempo es perdido".
Siempre veo tu faro, y me acerco por tu Torre, hace mucho que no paraba por aquí, y gracias que tú te atreviste en mi blog a dar el paso en el momento en el que más lo necesito.
Quizás por ello, tenga esperanzas.
Porque sé que aunque el tiempo cronológico juegue en contra de nuestros deseos, la esencia de las personas permanece por siempre.
Gracias por todo, amigo mio.