nec dimittan neque obliviscetur

Amigos

jueves, agosto 24, 2006

Respeto


Con demasiada frecuencia vemos como algunas personas cren que a una sumisa por el mero echo de serlo,pueden tratarla y dirigirse a ella como les venga en gana sin pararse a pensar ni por un segundo que antes que sumisas son personas,y poe ello dignas de todo respeto.
Si es cierto,los Amos a nuestras sumisas les damos algunos nombres que desde fueran pueden parecer degradantes,pero forman parte de la relacion y por encima de todo dos conceptos,1ºno las consideramos asi y 2º ellas lo saben perfectamente.
Que una mujer decida vivir como sumisa,porque asi lo siente y desea,no la convierte inmediatamente en una piltrafa,en un ser inferior al que cualquiera puede insultar y usar a su antojo,no es un obejeto ni un juguete sino un ser humano,con sentimientos,sobre el que nadie,salvo su Amo,tiene derecho alguno y a este,a su Amo,ese derecho se lo concedio ella libremente,no por ser estupida o cobarde.No son sumisas por ignorancia o por miedo,sino por su deseo y su voluntad.
Tarha.

1 comentario:

esclava elena dijo...

Para ser sumisa, hay que tener una gran autoestima para poder dejarnos llevar tan bajo como el Amo desee y despues resurgir como sumisa y como persona. Gracias mi Amo. Besos