nec dimittan neque obliviscetur

Amigos

domingo, septiembre 03, 2006

Sonrisas o lagrimas?


Para mucha gente el mundo del BDSM es algo incomprensible y oscuro,de inmediato asociado a la violencia y a la degradacion de la persona e imposible de asociar al placer.
No ven posible que una persona disfrute al ser azotada,salvo que este mal de la cabeza,o azotando a otra,salvo que sea un criminal.
Olvidan o simplemente no saben,que el verdadero placer para la sumisa empieza mucho antes de ser azotada,empieza incluso antes de hallarse ante su Amo,cuando de camino al encuentro con el intenta adivinar como se desarollara la sesion,si hara eso que a ella tanto le gusta o aquello otro "que bueno mejor no decirle que no me gusta".Asi cuando ya esta siendo azotada ya a podido experimentar la agradable sensacion de imaginar que sucedera,de postrarse y desnudarse ante el,de ser atada por el y seguro que ya habra sentido sus manos sobre su cuerpo.
De igual forma el Amo habra podido sentir la grata sensacion al ir imaginando como llevara cabo la sesion,pensando en cada una de las reacciones de su sumisa al oir sus ordenes o sentir al fin su latigo.
En el BDSM hay mucho mas que simplementes unos azotes,es todo un universo de fantasia y de complicidad en la pareja.Un modelo de relacion basado mas que cualquier otro en una plena confianza hacia la otra parte,con una mayor dedicacion y entrega al otro de lo que se puede esperar normalmente en una relacion "tradicional".
La necesidad de poder reconocer al instante el significado de la mas leve señal,obliga a Amos y sumisas a vivir una mayor comprenetacion y ha desterrar las falsas señales tan habituales en otras relaciones.
El BDSM no es un mundo de dolor y lleno de lagrimas,claro que es posible que halla llantos como en toda relacion pero es mas problable que se deba a una cuestion de sentimientos que al uso del latigo.
Tarha.

5 comentarios:

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
selene{S} dijo...

una vez lloré... lloré mucho por mi Amo.
mezcla de desconcierto, impoténcia y decepción por algo que ni tan siquiera entendía.
superado ese momento, entendí, y mi Amo entendió... y nos hizo fuertes, mucho más fuertes de lo que yo pensaba.
hay momentos de entrega en los que piensas que nada puede superar aquello, aquello que sientes con tanta intensidad... pero no es cierto; siempre llega otro momento más intenso y te hace sentir aún más (descubriéndote tu capacidad de entrega y de amar en formas insospechadas)

temo más a una mirada de mi Amo que a su azote... más que temer... respeto (pues se que jamás me haría daño)

mis respetos Tarha, y un beso para Elena y Silvia,
selene{S}

esclava elena dijo...

No hay mejor opinion que la que se da estando bien informado.
Usted ya sabe mi historia, usted ya sabe que yo misma me confundi.
Lo quiero mi Señor.

esclava florete dijo...

Somos bastantes las sumisas que escribimos en un blog, pero conozco muy pocos en los que escriba el amo. Para una sumisa (pera mí personalmente) es necesario saber también el sentir de nuestro amo, nos ayuda a crecer, a entregarnos más, a sentir que nuestra entrega es valorada. Conocí éste blog a través de los links de Elena{T}... y desde entonces lo visito asiduamente... comparto su forma de pensar.
Mi amo Bukanero me comentaba una vez que para él, para nosotros, el bdsm era mucho más que una forma de relacionarse, algo más profundo, una "herramienta", una manera de aflorar los sentimientos, de que la sumisa saque sus sensaciones y las entregue a su amo... cuando decir "te quiero" se hace pequeño, cuando hacer el amor no es suficiente, entonces necesitas el bdsm para entregar el resto.

Un respetuoso saludo.
Florete{jb}